“…December no necesitará sus recuerdos humanos para vivir siendo un pájaro”

December tiene once años, una infancia terrible de la que guarda una cicatriz en la espalda, y el volumen 1 de la Guía completa sobre aves.

Todavía no han encontrado una familia de acogida permanente para ella, pero eso no le importa. December está convencida de que su transformación en un pájaro está cerca, y de que, dentro de poco, de su cicatriz brotarán alas y podrá marcharse lejos.

Mientras tanto, trata de “sobrevivir” de familia en familia mientras se prepara para ser pájaro; modifica su alimentación, entrena su cuerpo, y practica constantemente saltos desde árboles altos, lo cual le ha supuesto ya algún que otro esguince.

Se siente ave porque son libres, pueden ir a donde quieren y no dependen de nadie, pero olvida que las aves antes fueron polluelos que necesitaron del amor y cuidados de los adultos. Y es este miedo, el miedo a volver a ser abandonada, a no recibir el amor que merece, lo que la tiene alejada del mundo.

December tiene un diario secreto, en el que cuenta su vida; una historia imposible, que ha inventado para olvidar la real, y que da sentido a su existencia.

Pero todo cambiará el día en que es trasladada a casa de Eleanor, una mujer que vive sola en el bosque, amante de los pájaros y responsable de un centro de recuperación de fauna.

Son muchos los aspectos que me han resultado interesantes durante la lectura, esas pequeñas cosas que hacen que no sea una más y le dan un valor especial; principalmente, la capacidad de la autora para sostener el misterio en torno al pasado de la protagonista, desvelando poco a poco pequeños detalles que nos ayudan a ir reconstruyendo su vida y el porqué de la profunda identificación que siente con los pájaros. Pero también las imágenes maravillosas que su lectura nos evoca y las palabras bellísimas con las que están expresados sentimientos de una gran crudeza. El final feliz es la guinda, porque, en definitiva, es lo que December y cualquier niño maltratado merecen.

Quiero destacar también el trato exquisito que se le da en el libro a una de las historias secundarias, la de Cheryllynn, una niña transgénero que entabla una gran amistad con la protagonista.

Y como amante de las aves, he disfrutado muchísimo de las descripciones, los datos curiosos y todas las referencias “aviares” que nos ofrece el libro.

Un libro para disfrutar, y del que también pueden surgir grandes debates.


Si te apetece tenerlo en casa, puedes conseguirlo en nuestra Tienda.

Si lo prefieres, porque necesitas el libro con urgencia, o porque sí, puedes también comprarlo en AMAZON, pulsando aquí. Es un enlace afiliado. Ingresamos una comisión, sin coste adicional para ti, por las compras que realices con los enlaces afiliados que encontrarás en nuestro sitio web.