Mar es una criatura que, como todas, está creciendo. Tiene un pequeño pez payaso en una pecera y muchas preguntas y dudas en su interior a cerca de su identidad como ser. Una noche, gracias a un sueño, estos interrogantes encontrarán respuesta en forma de aventura marina.

La historia comienza cuando Franky, su pez payaso, crece desmesuradamente hasta romper la pecera, y decide que ha llegado el momento de regresar al océano, su hogar. Mar le acompañará en un viaje en el que lucharán contra extrañas caras malhumoradas que les oprimirán para evitar su avance; se enfrentarán a seres no demasiado simpáticos que tendrán la “extraña” necesidad de etiquetarlos; en el que deberán atravesar lugares desconocidos y peligrosos de los que solo saldrán airosos si confían en sí mismos; y vivirán momentos de desesperación que resolverán gracias a su fuerza interior y a la ayuda de nuevos amigos.

El viaje de Franky y Mar es un viaje de autoconocimiento; en él descubrirán que todo lo necesario para crecer y ser feliz está en su interior, y que no hay ninguna etiqueta que los defina, pues son únicos.

Que a Mar no le guste que le pregunten si es una niña o un niño, que Franky pueda cambiar de sexo (como de hecho ocurre en la naturaleza) y que este momento se viva con paz y admiración, los juguetes y la ropa nada estereotipados, o la escena de la pequeña dentro del agua, reivindicando su ser tal y como es, sin miedo y con gran confianza en sí misma, son detalles que, sin ser esenciales en la historia, le aportan un valor añadido en estos momentos en los que el género binario comienza a desdibujarse en pro del ser.

Pero, sobre todo, y por encima de estas interpretaciones adultas, Soy Mar es un cómic divertido, una aventura marina en la que sueño y realidad se unen con un final redondo, que a buen seguro les encantará a las y los peques.

 

Si te ha gustado el cómic, puedes conseguirlo en nuestra librería online

Ir a la librería