osos

Mostrando todos los resultados 4

  • Los osos del aire

    14,90 IVA inc.

    Para ser un buen oso hay que saber trepar a los árboles, pescar, dar paseos largos y dormir la siesta. Eso dice el abuelo.

    íPero ser un buen oso es tan aburrido!, piensan los pequeños Ronald, Donald, Harold y Sam. El abuelo dice que sus malabares, saltos en el aire y trucos de cuerda son una pérdida de tiempo, pero tal vez se equivoque.

    A lo mejor ser un buen oso tiene más que ver con divertirse y ayudarse que con valerse solo. Y los pequeños oseznos, todos juntos, estarán encantados de enseñárselo.

    Nuestra opinión:

    Que podemos decir de Lobel que no se haya dicho ya.
    Para nosotras en la librería es un referente de la literatura infantil. Nadie como el para hacer de lo cotidiano y sencillo algo hermoso e interesante.
    Muchas nos hemos criado con las historias de «Sapo y Sepo» y «Buho en casa», y ahora gracias a @blackielittle tenemos la oportunidad de disfrutar de esta familia de osos, en una edición muy cuidada.
    Los osos del aire nos habla de las costumbres y los prejuicios, de la utilidad de lo inútil y de guiarse por el corazón.
    ¿Qué más le podemos pedir a una historia?
  • Oso blanco, oso marrón

    14,90 IVA inc.

    Muy al norte vive Edgar, un oso polar.áHabita en una casa de hielo y le gusta mucho pescar.
    Más al sur vive Bernardo, un oso pardo. Habita en una cueva y le encanta cocinar.
    Comienzan una relación por carta hasta que, finalmente,
    deciden conocerse a mitad de camino.
    ¿Podrán vivir juntos en un mundo beige?

  • Agente Ricitos

    12,95 IVA inc.

    Tapa dura. 26 x 17 cm. 56 páginas

    c La agente Ricitos resuelve el crimen antes de que se cometa. Si necesitas ayuda, solo haz la señal.
    Mira cómo lo cuenta el propio autor:

    Puedes leer las primeras página pulsando AQUÍ.

  • Osos

    13,95 IVA inc.

    Tapa dura. 24 x 23 cm. 32 páginas

    Osos puede parecer una historia simple, pero eso se debe a que lo que les ocurre, no es lo más importante. El libro se centra más en la relación de un padre y su hijo y no en lo que les pueda ocurrir.

    ¿Y que relación nos muestra?, pues de total compenetración. Vemos un padre atento y cariñoso, que «sostiene» a su hijo,tanto a nivel físico como emocional, en la pequeña aventura que supone llegar a un río lejano un día muy caluroso.

    En todo momento se observa paciencia, amor incondicional (el contacto visual es constante), compenetración y disfrute mutuo por compartir el tiempo. Un ejemplo de ello también son las palabras que inventan para describir su estado en cada momento.

    Es un álbum muy equilibrado, en el que se complementan perfecta e indisolublemente ilustración y texto.