Primero sueño…

Si bien todos conocemos el cuento de Caperucita y sus múltiples versiones, el álbum ilustrado “Caperucita Roja (primero sueño)” nos propone una nueva mirada surgida de la lectura del poema de Sor Juana Inés de la cruz titulado “Primero Sueño”. Existen para el autor numerosos paralelismos entre la figura de Caperucita y de Sor Juana, y el que más destaca es la curiosidad, la curiosidad de Caperucita por descubrir el mundo y la de Sor Juana por el conocimiento (Sor Juan Inés de la Cruz fue poeta, científica, musico…). Así, inspirado por Juana, y por Caperucita, Grabriel Pacheco, nos invita a entrar en un potente espacio simbólico realizado sólo con imágenes. Es un libro que sorprende y a la vez aporta espacio al lector para su propia interpretación del cuento.

Podría parecer un libro complejo, pero no por ello debe ser clasificado en la categoría de juvenil o adulto; me encanta presentar obras como esta a l@s niñ@s, pues no solo permiten el disfrute estético, sino también te llevan a la reflexión, no dejándote indiferente, como toda buena literatura.

Y al ser un libro tan abierto al sentir del lector, poco es lo que puedo decir de manera objetiva, por lo que simplemente os dejo aquí mis impresiones personales.

“El sueño todo, en fin, lo poseía; todo, en fin, el silencio lo ocupaba”

“el mundo iluminado, y yo despierta”

Solo éstas dos frases aparecen escritas en el libro; pertenecen al poema “Primero Sueño”, y siento vertebran toda la narrativa de esta personalísima versión de Caperucita; el sueño como forma de conectar con nuestro interior, como vía de autoconocimiento, frente a la realidad, la impostura o lo simulado, representado por la luz.

Un libro que presenta constantes dicotomías; caperucita dormida-caperucita despierta, luz-oscuridad, vacío-bosque, infancia-vejez, niña-lobo. Porque la vida es un cambio constante. Y así percibo esta Caperucita, en tránsito desde la niñez a la pubertad, deshojando el lirio, símbolo de pureza, y sumergiéndose durante el sueño en un viaje onírico de búsqueda de su propio ser. Y al lobo como una parte de ella misma, la más salvaje y primordial, esa que permanece oculta y que lucha por liberarse a medida que crecemos.

Impactante la luz, la luz del hacha del cazador o del claro en el bosque por donde aparecen los padres; temerosos de esa nueva Caperucita, pugnan contra la arboleda por rescatarla… el bosque no trae nada bueno… ser una misma no trae nada bueno… quitarse la caperuza no trae nada bueno, ¡despierta Caperucita!

Pero el tiempo no puede detenerse, el sol sale y se pone cada día… Caperucita ya ha descubierto su poder, ya se siente loba. No hay antídoto, ha crecido.

Pero no está sola, alguien hubo que la comprendía, alguien que dejó una impronta de amor y no juicio, alguien que le pasa el testigo, la noche, la oscuridad, la luna… Caperucita vuelve a recurrir al sueño para conectar con ella, con la abuelita, un hada protectora que le ofrece comprensión y cariño en ese momento vital. Niñez y senectud se encuentran muy próximas en el ciclo de la vida.

Y al final, me encanta el final, esa Caperucita-lobo regresa al bosque para encontrarse de nuevo con la niña impúber que juega, despreocupada, con el lirio de agua. Un guiño a ese ciclo constante, a las múltiples Caperucitas que podemos ser al mismo tiempo, la niña, la loba, la anciana…, todas en nuestro interior, y el sueño para encontrarlas.

Con una ilustración que parece fascinante, Gabriel Pacheco es de mis ilustradores favoritos, la portada ya nos anticipa a una Caperucita de mirada intensa, que, desde su cama, rodeada de bosque, está deseando entrar en el sueño.

Las secuencias repiten una estructura de vacío y luz, simbolismo del día y la razón, frente a la gran densidad del bosque y la oscuridad, simbolizando el sueño, la conexión con nuestro yo interior, con lo salvaje.

Me emocionan el azul cobalto, tan propio del autor, la composición de las escenas, las perspectivas originales… Y las miradas, tan vivas y que trasmiten tanto.

Una versión increíble de Caperucita, un libro para todo el mundo


Si te apetece tener el libro en casa, en castellano o catalàn, y recibirlo con un bonito empaquetado, puedes visitar nuestra Tienda.

Si lo prefieres, porque necesitas el libro con urgencia o por cualquier otro motivo puedes pedirlo a través de AMAZON, pulsando aquí.  Es un enlace afiliado. Ingresamos una comisión, sin coste adicional para ti, por las compras que realices con los enlaces afiliados que encontrarás en nuestro sitio web.