Hoy leemos “Los instrusos” de Susanna Isern. Un libro con un potente contenido social y dos finales alternativos.

Muero por los finales abiertos, y es que no hay cosa de la que disfrute más que escuchar a mis hijas o a sus amigas debatiendo sobre un cuento. La literatura tiene ese maravilloso poder; tan solo necesita un punto, una emoción que te resuene, para desde ahí comenzar a tejer redes en tu interior. Porque lo cierto es que una misma historia se vive de modos muy distintos según el lector.

No obstante, para algun@s niñ@s, sobre todo si son muy pequeñ@s, un final abierto puede llevarles a un lugar “pantanoso” del que no sepan muy bien cómo salir, sobre todo si el libro habla de alguna realidad social, y ell@s todavía carecen del bagaje suficiente para afrontarla. Pero en este caso no hay problema, “Los intrusos” proporciona al lector dos finales: uno abierto, mi favorito, que no es ni bueno ni malo, y que facilita la implicación en la historia porque es el lector el que debe posicionarse y encontrar su propia solución. Y otro cerrado, que acaba bien, y que trasmite un mensaje bonito de amor por todos los seres vivos.

¿Pero de qué trata el libro? El título ya da muchas pistas… ¿Qué ocurriría si de repente aparecieran en tu ciudad unos seres que no has visto nunca? Son INTRUSOS….

¡Ah! Y las ilustraciones… MA-RA-VI-LLA. Como siempre, Sonja Wimmer despliega un universo animal dulce, donde destaca el uso atrevido del color, la composición y la mezcla de técnicas. Un gran disfrute.


Si te apetece tener el libro en casa, en castellano o catalàn, y recibirlo con un bonito empaquetado, puedes visitar nuestra Tienda.

Si lo prefieres, porque necesitas el libro con urgencia o por cualquier otro motivo puedes pedirlo a través de AMAZON, pulsando aquí.  Es un enlace afiliado. Ingresamos una comisión, sin coste adicional para ti, por las compras que realices con los enlaces afiliados que encontrarás en nuestro sitio web.