Hay gallinas de granja y gallinas de corral. Unas más felices que otras, como los niños, que según como se crían, así es su grado de felicidad.

A todos los niños les gustaría ser “niños de corral”, vivir libres y rodeados de naturaleza. Este hecho es claramente perceptible, aunque se viva en una ciudad.

Si observamos con atención, allí donde quede un poco tierra encontraremos a un “niño de corral” escarbando o también si ha llovido y queda algún que otro charco en el pavimento, es casi seguro que, a los pocos minutos, algún que otro niño de corral aparezca ante nuestros ojos, chapoteando feliz.

Me ha sorprendido mucho este librito y su mensaje de respeto por la infancia, su clara reivindicación de la necesidad de los niños de jugar al aire libre y en la naturaleza.

Precioso también es el final, invitando a niños y adultos a conectar con su esencia para volver a ser, sean cuales sean las circunstancias que los rodean, niños de corral.


Si te apetece tener «NIÑOS DE CORRAL» en tu casa, y recibirlo con un bonito empaquetado, puedes visitar nuestra Tienda.

Ir a la librería

Si lo prefieres, porque necesitas el libro con urgencia o por cualquier otro motivo puedes pedirlo a través de AMAZON,  pulsando aquí. No te lo enviarán tan bonito, eso si.  Es un enlace afiliado. Ingresamos una comisión, sin coste adicional para ti, por las compras que realices con los enlaces afiliados que encontrarás en nuestro sitio web.