Pequeñas y grandes historias del mundo de las flores

Hay muchas formas de aprender historia. Los viajes perfumados nos acerca la época del colonialismo europeo, con sus luces y sus sombras, desde una perspectiva muy original: las plantas.

Las flores han sido, en muchas ocasiones, motor de cambios económicos y sociales muy importantes; también el pretexto para grandes viajes de descubrimiento e, incluso, el medio para conseguir controlar un país tan grande como china. Este libro nos permite explorar esta faceta de la historia a través de 12 plantas fragantes y famosas.

El clavo de olor, el jazmín, el azafrán, la buganvilla o la amapola (adormidera) son algunas de las plantas que, a pesar de ser comunes, esconden un pasado que nos resultará tan sorprendente como interesante.

En el apartado gráfico, nos parece muy original la propuesta que la ilustradora nos ofrece: muy simbólica, e incorporando también texto como parte de la ilustración, en las imágenes que nos muestran las distintas especies; y en formato de originales retablos, vidrieras o composiciones al final de cada capítulo, a modo de resumen de las historias narradas. Realizada con trazo fino, en toda ella prima el color blanco, permitiendo que destaquen las zonas con colores sólidos e intensos.

Las guardas finales nos proponen opciones interesantes para aprender algo más sobre botánica; es tan solo un pequeño detalle que le confiere un elemento adicional como libro informativo, y que nos ha gustado mucho.

Un libro con una gran dosis de información, para amantes de las plantas o de la historia, pero también para estudiantes necesitados de alguna temática interesante e innovadora sobre la que desarrollar un trabajo de ciencias o de historia, e ideal para el trabajo por proyectos en secundaria. Ameno, completo e interesante. ¿Qué más podemos pedir? A buen seguro, no dejará indiferente a ningún lector