La anarquía explicada a los niños es, ante todo, un libro bello. Una pequeña rareza que recoge el reflejo de una época, la Segunda República; un momento en el que la educación se impulsaba, no solo desde el estado en las escuelas, sino también por los movimientos sociales.

De todos ellos, los movimientos libertarios fueron pioneros en promover las escuelas racionalistas y en difundir sus ideas y modos de entender la vida en los ateneos libertarios.

La anarquía explicada a los niños tiene una primera parte en la que desarrolla un discurso político dirigido al adulto, y donde se insta a los padres “del proletariado” a desterrar de sus vidas el fanatismo religioso y a tratar de ofrecer un espacio a los niños repleto de libertad, ciencia y razón.

Si bien, desde mi perspectiva, hoy en día este discurso inicial está obsoleto, me conmueve la visión de la infancia y del mundo que proponía, ya en los años treinta, este movimiento. En una época donde la infancia no era más que un momento de tránsito incómodo hacia la edad adulta, el anarquismo ve en el niño a un ser perfecto, lleno de bondad y que merece ser querido, respetado y educado. Ya el comienzo del libro nos lo deja muy claro:

A los Hijos del Proletariado Español.

“… Débiles y pequeños, los niños son, por eso mismo, sagrados…”

Eliseo Reclus

La tercera parte del libro, ¿Cómo llegar a la anarquía?, es sin lugar a dudas la más bella de todas. En ella se enumeran los “10 postulados ácratas” para identificarse con la anarquía y llegar a vivir en ella. Cada postulado viene acompañado de una estampa, un grabado realizado hoy en día al modo en que se hacían antiguamente. Sus autoras, “Fábrica de Estampas”, explican que escogieron esta técnica porque es la menos personalista; requiere de un trabajo en equipo y el resultado final depende de diversas personas y acciones; es un arte que carece de ego, y va más allá de la individualidad, algo que resuena fuertemente con el planteamiento anarquista.

 

 

 

Las estampas recuerdan a los antiguos grabados a dos tintas, pero son a su vez muy modernos en cuanto a tramas y composición. Personalmente me han fascinado lo mucho que pueden llegar a trasmitir.

Os dejo con algunos de estos postulados, todos de total actualidad un siglo después, un decálogo de valores que resulta moderno, pero que, a su vez, trasmite una espiritualidad arraigada en lo tangible, en la vida.



Si te apetece tenerlo en casa, y recibirlo con un bonito empaquetado, puedes visitar nuestra Tienda.

Si lo prefieres, porque necesitas el libro con urgencia o por cualquier otro motivo puedes pedirlo a través de AMAZON, pulsando aquí. Es un enlace afiliado. Ingresamos una comisión, sin coste adicional para ti, por las compras que realices con los enlaces afiliados que encontrarás en nuestro sitio web.