Tejiendo Redes juntos

Ir a la tienda

El maravilloso mago de Oz
El 24 de julio, 2019 | 0 Comentarios

Poco puedo aportar a este clásico de la literatura infantil que no se haya dicho ya. Tremendamente maravillosa historia que desgraciadamente muchos niños y niñas no llegarán a conocer salvo por las adaptaciones al cine.

El maravilloso mago de Oz tiene lo que todo niño o niña pueda desear en un libro. Aventura, misterio, personajes peculiares, brujas, bestias y, sobre todo, una protagonista de buen corazón, que a pesar de que aparentemente no posee ningún don especial, tiene tanta pureza en su interior que es capaz de vencer a la bruja más malvada y poderosa.La ilustración de esta edición es impactante, moderna, innovadora, de patrones geométricos sencillos y colores sólidos, utilizando siempre el verde esmeralda, el negro y el dorado en alusión al camino de baldosas amarillas. Olimpia Zagnoli reinterpreta este clásico aportando una gran fuerza y una mirada adulta que, sin lugar a duda, lo enriquece.

Hay tantos aprendizajes posibles en El maravilloso mago de Oz, que darían para escribir un libro. Personalmente me gustaría destacar aquellos que más me han impresionado.

El primer capítulo describe el desolado paisaje de praderas grises en Kansas, la humildad de la casa, los escasos objetos que poseen Tío Henry y Tía Em, e incluso su taciturno y depresivo estado de ánimo; pero todo ello no supone para Dorothy una fuente de malestar. Ella es feliz, tiene un perrito, Totó, y una familia que la quiere; ¿qué más necesita una niña? ¿qué importancia tiene la escasez si le sobra el amor? Hasta tal punto es feliz nuestra protagonista que ni las riquezas de la Ciudad Esmeralda, ni el cariño sincero de sus gentes, siembran la más mínima duda en ella sobre si regresar o quedarse en Oz para siempre. En Kansas, a pesar de la pobreza, viven las personas que más la quieren y allí desea volver.

Otro aspecto que me resulta destacable del personaje de Dorothy es el hecho de que comienza y finaliza su viaje sin ninguna “ganancia”, salvo la experiencia y aprendizajes vividos durante su aventura, y es que Dorothy no es una heroína al uso, sino más bien una herramienta, una ser sin mácula cuya misión es de catalizador de diversos sucesos que ayudaran a los personajes secundarios a mejorar su vida. ¿No merece pues Dorothy un premio? No, porque Dorothy ya lo tiene, tiene la pureza de la infancia, y la felicidad metida hasta el tuétano; ¿qué más podría desear?Y la bruja, ¡ahh!, ¡me encanta la malvada bruja del oeste! Posee un maravilloso castillo y domina a todo su pueblo mediante el miedo. Se ha forjado una leyenda de maldad y poder que me recuerda a esas corazas que las mujeres deben ponerse para no sentirse amenazadas, para aparentar fuerza y poder en un mundo de hombres. Pero las corazas son fuertes en apariencia, porque algo tan inocuo como el agua y una niña enfadada pueden deshacerlas.

He dejado de lado los personajes secundarios, el espantapájaros que cree no ser inteligente, el hombre de hojalata que “siente” que no puede “sentir” porque carece de corazón, o el león cobarde. A ellos los reservo para futuras reseñas, clubes de lectura o tranquilas charlas con nuestros hijos e hijas.

Por cierto, ¿sabíais que L. Frank Baum escribió un total de 14 novelas sobre este maravilloso mundo? Ahí lo dejo, para todos los que animéis a vivir un tiempo entre las murallas de Oz.


Si te apetece tenerlo en casa, puedes conseguirlo en nuestra Tienda.

Si lo prefieres, porque necesitas el libro con urgencia , o porque sí, puedes también comprarlo en AMAZON, pulsando aquí. Es un enlace afiliado. Ingresamos una comisión, sin coste adicional para ti, por las compras que realices con los enlaces afiliados que encontrarás en nuestro sitio web.


Deja un comentario

  • Política de Privacidad resumida: En el sitio web pajarosenlacabeza.net tratamos la información personal que nos facilitas con el fin de poderte mantener informada/o de nuestra actividad. Conservaremos tus datos mientras se mantenga tu interés por estar informada/o de dicha actividad o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. No cederemos tus datos a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. En este sentido te solicitamos consentimiento expreso para el tratamiento de tus datos mediante el uso de la casilla de verificación que ponemos a tu disposición para ello. Responsable: Ver Política de Privacidad.

    Otras entradas