Los Rescatadores Mágicos

Imaginad que un día descubrís que la gatera de la casa de la abuela, una gatera enorme y peculiar pues es tan ancha que cabe una niña, es la puerta de entrada a un mundo de fantasía. Esto es lo que les ocurre a tres amigos, Lucas y Marina, que son primos, y su vecina y mejor amiga Zoe.

La casa de la abuela es genial, un caserón con mucho espacio. Está repleta de libros porque ella es escritora y su nieta Marina ha heredado su pasión por la lectura. Su primo Lucas es un pelín miedoso, pero esto, como veremos, no le impedirá vivir aventuras. Ambos tienen una vecina y gran amiga llamada Zoe, valiente, atrevida y muy pero que muy creativa.

Sus fiestas de pijamas son legendarias; es en una de ellas cuando extraños sucesos ocurren en casa de la abuela: golpes, un brillo plateado en el ambiente… Los tres niños deciden investigar y descubren que todo proviene de la gatera de la puerta de la cocina, en la que nunca antes habían reparado.

Con algo de miedo, pero también mucho valor, deciden atravesarla apareciendo en un bosque mágico repleto de seres fantásticos; acaban de llegar a “Imaginaria”.

Allí vivirán múltiples aventuras, resolverán misterios en equipo valiéndose de las habilidades de cada uno, y también recibirán sabias lecciones. Sin comerlo ni beberlo se convertirán en “Los Rescatadores Mágicos” y descubrirán quién fue su antecesora.

Este es el inicio de la que será una serie para primeros lectores que aconsejamos especialmente por varios motivos:

Primero porque es muy divertida, tiene un poco de misterio, “un mucho” de aventura, y un pelín de educación en valores bien encajado, sin pesar más la moraleja que la trama en sí. No es habitual encontrarse libros que, sobre todo y como primera finalidad divierten, y donde además podemos extraer un aprendizaje o reflexión al final de la lectura.

Segundo porque sus libros están muy ilustrados y no tienen un texto excesivo, lo que los hace ideales para los primeros lectores, que todavía necesitan de un apoyo visual constante. Las ilustraciones de David Sierra, sencillas y llenas de color, me parecen impresionantes, y aportan un extra de información pues trasmiten de manera precisa las emociones de los personajes.

Por último, porque los capítulos son cortos y te dejan con ganas de leer el siguiente. Un primer lector, al que todavía supone un reto enfrentarse a una novela corta, no va a tener ningún problema para leer este tipo de libros, pues es fácil superar el reto de “1 capítulo al día”. Además, como cada capítulo te deja con una nueva incógnita, se siente el deseo de seguir leyendo.

Además, las sagas suelen ser muy apreciadas por nuestros peques una vez que el primer libro les ha gustado, pues les permite moverse un entorno seguro: ya conocen a los personajes principales, saben el tipo de libro al que se enfrentan, que sólo se encontrarán las sorpresas imprescindibles para que la trama mantenga el interés, y, sobre todo, que ya lo han probado y les gusta.

Así que, desde esta librería, os las recomendamos mucho. En el momento de redactar esta reseña ya hay dos números publicados y en breve saldrán dos nuevas aventuras más.


Si te apetece tenerlos en casa, puedes conseguirlos en nuestra Tienda.

Si lo prefieres, porque necesitas el libro con urgencia o porque sí, puedes también comprarlo en AMAZON, pulsando aquí. Es un enlace afiliado. Ingresamos una comisión, sin coste adicional para ti, por las compras que realices con los enlaces afiliados que encontrarás en nuestro sitio web.