Pienso firmemente que debemos cuidar al máximo la calidad de los libros que les ofrecemos a nuestros peques, especialmente en esos primeros años. Y creo que es vital nuestro papel como intermediarios, somos para nuestros pequeños la primera conexión con la literatura peero, seguro que a vosotros también os ha pasado, invertís tiempo y dinero en libros para vuestros peques, buscáis la calidad de la ilustración, el lenguaje cuidado, el formato idóneo y… ¡y no les hacen ni caso!

En cambio, un día aparece algún familiar, con un libro de esos…de esos… ¿como decirlo?, barato, poco cuidado, traído directamente del bazar ¡y triunfa!

¿Qué ha pasado?, las respuestas pueden ser muy variadas, quizá tenga algo que como adulto no somos capaces de percibir, y que atrae poderosamente su atención. Puede que sea el amor que profesan a la persona que se lo ha traído, o cómo se le ha introducido el libro. ¡Quien sabe!

Toda esta reflexión viene a cuento de que hace muy poco, una clienta nos pidió libros de este tipo, económicos, «monos», para trastear con ellos. Nos liberamos de prejuicios y buscamos los que pensamos eran de mayor calidad dentro de lo muy económico.

Objetivo, que hubiera un poco de todo, en hoja de cartón y reuniendo aspectos que suelen gustarles mucho: partes móviles, troqueles, colores vivos, fotos, vida cotidiana etc…

El resultado está en la foto, los libros están valorados en uno total de 50 euros aproximadamente.

Son libros que no solemos tener en stock, porque suelen tener una vida corta. Pero si estáis interesados en una cesta de libros de batalla, económicos y resultones, podéis enviarnos un mail y os buscaremos los mejores disponibles en el momento con mucho gusto. Desde 45 euros enviamos de forma gratuita a domicilio.