Halloween no sería lo mismo sin Margo Maloo, y afortunadamente la Editorial Maeva young se ha dado prisa para que llegue a librerías el tomo 2 de la “mediadora de monstruos”.

En esta ocasión nos encontramos de nuevo ante aventuras y misterio, tramas bien elaboradas y personajes que van ganando en profundidad. Si bien el hilo conductor de fondo que caracteriza a la saga se mantiene: Los prejuicios y sus consecuencias.

Este nuevo cómic resuelve algunos misterios que habían quedado pendientes en el primero, pero nos sume en nuevas incógnitas, especialmente en cuanto a Margo,  ¿qué le ocurrió a sus padres? ¿por qué debe lidiar con la enorme responsabilidad de ser mediadora?

Entremos un poco más en la trama: Margo y su ya oficial ayudante Charles deben resolver un gran número de problemas fortuitos, y es que la situación en Eco-City entre monstruos y humanos comienza a ser insostenible, cada vez es mayor el número de encuentros niño-monstruo y las consecuencias de los mismos son impredecibles.

Existe un código, que fue creado para proteger a a ambas comunidades y que dicta que monstruos y humanos  nunca deben relacionarse, pero Charles opina que esta situación debe cambiar y apuesta por romper barreras, superar prejuicios y conseguir una convivencia pacífica, sin embargo Margo tiene serias dudas sobre la viabilidad de esta opción, y mientras, lucha por mantener la situación bajo control es cada vez más complicada.

Si has llegado hasta aquí y no has leído el primer tomo de esta sagaz mediadora, te dejo una pequeña reseña del tomo 1.

Charles, el coprotagonista de la saga, anda un poco triste y enfadado porque era muy feliz en su anterior hogar, y el hecho de mudarse no le ha sentado nada bien.

Tiene un blog desde el cual informa de “noticias interesantes”; el periodismo es su pasión y por ello es muy curioso. Él y su familia se han mudado a un antiguo hotel abandonado que su padre debe reformar. Así que ya tenemos dos ingredientes clave para cualquier aventura monstruosa: un niño enfadado y curioso en un gran hotel viejo y abandonado.

En estas circunstancias, inevitablemente, “cosas extrañas” comienzan a suceder, y será entonces cuando una niña, Margo Maloo, aparezca en su ayuda. Margo es algo así como una “mediadora de monstruos”, alguien que conoce muy bien el mundo de estos seres y trata de mantener el equilibrio entre éste y el de los humanos.

A través de Margo descubriremos que existe toda una sociedad secreta de fantasmas, trasgos, ogros y trols viviendo en Eco City. Estos monstruos habitan entre nosotros, y en ocasiones surgen conflictos, que de no ser mediados pueden acabar en tragedia.

La gran cantidad de prejuicios que existen entre ambos mundos hacen bastante difícil la convivencia pacífica, pero cuando, gracias a la mediación de Margo, éstos se dejan a un lado, el resultado es que siempre se acaba encontrando un punto de encuentro y una solución a los problemas.

Podríamos catalogar este libro como un cómic de aventuras y misterio muy pero que muy divertido. Aunque también tiene un punto muy interesante y es que todas las historias giran en torno a los prejuicios y sus consecuencias.

Así que, por todo lo descrito y porque gráficamente me encanta su dinamismo y la originalidad de sus planos, me parece, como ya dije al principio, un título muy recomendable.

Si te ha gustado Margo, puedes conseguirlo en nuestra librería.