Existen diversos libros informativos sobre geología, paleontología y evolución, pero en este volumen se enhebran estas tres disciplinas, y alguna más, para así contarnos las peripecias de este planeta que habitamos.
Paisajes perdidos de la tierra nos habla de la historia del mundo, desde cómo ser formó tras el Big Bang hasta la aparición de los primeros homínidos.


Resulta fascinante comprobar cómo se han podido resumir los hitos más importantes de nuestro planeta en 78 páginas, predominando la ilustración y reduciendo al máximo los textos.
Si andas falto de aventuras, este es tu libro, busca un buen sofá y abre sus páginas porque gracias a su formato apaisado sentirás que te sumerges en cada uno de los grandes momentos geológicos. La ilustración, rememorando los grabados del siglo XIX, con colores mates y una gran riqueza de texturas nos sitúa en la tesitura adecuada para hacernos sentir como antiguos exploradores, una suerte de viajeros en el tiempo.


Los tres primeros capítulos, a modo de introducción, son simplemente soberbios, ponen los cimientos necesarios para entender el desarrollo del libro que de otra forma dejaría muchas preguntas en el aire. Esa primera línea del tiempo que explica las escalas geológicas y que viene acompañada de pequeños dibujos y paisajes me ha parecido maravillosa.
Las transparencias a las que ya nos tiene acostumbradas Aina Bestard son una delicia. En ellas la belleza de la ilustración se funde con el misterio y el descubrimiento que nos espera detrás de cada una de sus hojas: ¿qué es eso que se deja entrever?, ¿cómo se llaman todos esos seres?… Un recurso magnífico que junto con las solapas aportan dinamismo y atractivo al libro.

Porque si bien el tema tratado, y la cuidada formulación de los textos no está pensada para los más pequeños, éstos si se verán atraídos por los paisajes, las solapas y las transparencias. Igual ocurre con las recreaciones científicas de los animales, tendemos a pensar que los niños preferirán una representación animal infantilizada, pero al menos en nuestra experiencia esto no suele ser así, los peques disfrutan de las figuras realistas y si bien estas no lo son al 100% sí se aproximan bastante.


Un libro para toda la familia, de esos a los que siempre puedes recurrir para consultar o simplemente para disfrutar.
Queridos Reyes Mágos, desde aquí os digo que sería un detallazo para todos aquellos niños y niñas enamorados de la biología.

Si os gusta este libro podéis adquirlo en nuestra librería (aunque probablemente no nos de tiempo a que os llegue en fiestas), os lo enviaremos bien bonito envuelto.