Sapiens El nacimiento de la humanidad es la adaptación gráfica de la primera parte del libro de divulgación homónimo, por lo que tendrá que salir una segunda parte, y puede que alguna más.

Debo confesar que me he quedado enganchadísima en su lectura, no solo por los conocimientos sobre paleontología y antropología que trasmite, materias por las que profeso gran interés, sino también por el espíritu que impregna el libro y por los pequeños detalles que magistralmente aporta la parte gráfica.

Por fin una historia de la humanidad interesante, divertida y, hasta donde yo sé, rigurosa, teniendo en cuenta que, como bien se explica en el libro, tenemos escasas muestras a partir de las cuales entender, de manera certera, cómo sucedieron los hechos desde que un ser del género Homo pudo considerarse ya Homo sapiens. Difícil por los escasos registros fósiles y difícil por las escasas poblaciones cazadoras recolectores actuales en las que buscar respuestas.

He alabado el espíritu que trasmite el libro, y me refiero concretamente al espíritu científico, pues no habla como si de verdades absolutas se tratara; admite que es un campo de investigación muy amplio en el que queda mucho por descubrir y que, de momento lo que tenemos son únicamente unos cuantos datos y buenas hipótesis. Lo que transmite lo hace libre de juicios; los hechos (hasta donde podemos saber) son los que son y no se pueden catalogar de buenos o malos. Finalmente, demuestra una clara vocación de no ofrecer la certeza absoluta de ningún hecho; más bien incita a seguir investigando y aprendiendo.

Otro aspecto a destacar es que trata la evolución del Sapiens como si de otro ser se tratara y nosotros fuéramos una especie distinta, más evolucionada e inteligente que esos primeros seres humanos que salieron de África para extenderse por todo el mundo. Pero hacia el final del libro cambia de manera radical, para hacernos ver que sí somos ese Sapiens, que poco hemos cambiado en esencia y que, si bien no podemos responsabilizarnos de los hechos acontecidos en el pasado, si podemos aprender de ellos y actuar en consecuencia ahora en el presente.

En cuanto a la parte gráfica, me resulto al principio algo monótona, pero si se le damos una oportunidad, podremos observar innumerables guiños y detalles hacia el lector, consiguiendo establecer relaciones entre el pasado y nuestra realidad más actual. Por eso este cómic merece la pena ser leído con calma, observando bien cada una de las viñetas para poder disfrutar de estos guiños.

¿Y para quien es este libro? Desde mi punto de vista, para cualquier niño o niña, desde los 12 años, que muestre interés por estos temas. Recordemos que, a pesar de estar en formato de novela gráfica, no deja de ser un libro informativo complejo, y si no hay interés por el tema que trata por parte del lector, puede resultar aburrido y farragoso. Si os puedo asegurar que a mi yo niña del pasado, le hubiera fascinado leerlo.

Así que mi yo “adulto” y mi yo “niña” os lo super recomienda.

Si os apetece tener esta maravilla de novela gráfica en casa, y recibirla envuelta con cuidado y mucho amor, ¡pásate por nuestra librería1


Si lo prefieres, porque necesitas el libro con urgencia, o porque sí, puedes también comprarlo en AMAZON, es un enlace afiliado. Ingresamos una comisión, sin coste adicional para ti, por las compras que realices con los enlaces afiliados que encontrarás en nuestro sitio web.