La barca de Hanielle podría ser un relato más sobre la emigración, sobre personas que se ven obligadas a arriesgar sus vidas en el mar en la búsqueda de un país que les acoja y les ofrezca seguridad y un futuro.

Pero es algo más, un libro distinto, original. Sorprende, pues llega al corazón a través de la perfecta unión de arte y palabra, además con final feliz.

A ver si consigo explicaros el recurso estético que utiliza este álbum, o por lo menos transmitiros lo que personalmente me evoca…

El libro nos narra dos historias usando un mismo texto y valiéndose de ilustraciones visibles e “invisibles”. ¿Cómo es eso posible? Pues gracias al uso del color y a una lupa de papel celofán roja. Si, de acuerdo, ya se ha usado en otros libros, pero creo que no con tanta sensibilidad y conexión con el texto. Por cierto, las invisibles, en algunos momentos, hasta da la sensación de que se mueven.

Mi propuesta es leer primero la historia sin lupa. Comprobaréis que en ocasiones texto e imagen no encajan, otras directamente expresan lo opuesto, mientras que en otras el encaje es perfecto. Este juego, a riesgo de parecer un lío, nos permite acercarnos y alejarnos emocionalmente de la narrativa. En algunos momentos nos es afín, resuena con nuestra realidad y con la realidad representada, mientras que en otros momentos es disonante, y eso hace que nos sintamos alejados.

Cuando nos lanzamos a mirar con la lupa y releer la historia, atamos todos los cabos. Entonces se revela aquello escondido, descubrimos la vida de la pequeña Hanielle, y las mil pruebas que debe superar junto a su madre hasta llegar a Europa.

Hanielle, como ser humano, como niña, resuena con nosotros, la entendemos, esas son las partes que en la primera lectura nos encajan, pero hay momentos de su realidad que apenas podemos comprender, y que son las que producen esa disonancia del principio, ese malestar. Porque nunca, afortunadamente, viviremos el miedo, el riesgo del viaje, el hambre o la soledad que tuvo que transitar ella.

El final me parece redondo; es esperanzador, y nos muestra una vez más la extraordinaria capacidad de resiliencia de los niños para seguir adelante. Porque, lo cierto es que, a Hanielle, lo que más le preocupa ahora es saber si tendrá amigas con las que jugar.


Si te apetece tener el libro en casa, y recibirlo con un bonito empaquetado, puedes visitar nuestra Tienda.

Si lo prefieres, porque necesitas el libro con urgencia o por cualquier otro motivo puedes pedirlo a través de AMAZON, pulsando aquí.  Es un enlace afiliado. Ingresamos una comisión, sin coste adicional para ti, por las compras que realices con los enlaces afiliados que encontrarás en nuestro sitio web.